Salmon

Es rico en ácidos grasos omega3, que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos y ademá aumentan la fluidez de la sangre, lo que previene la formación de coágulos o trombos.